Nos escriben ...

Católica envía su comentario

 

De: "Adriana V.C." <Adxx[email protected]hotmail.com>

Para: <[email protected]>

Asunto: católica envía su comentario

Fecha: viernes, 14 de enero de 2005 10:20 PM

Señor Sapia,

Soy católica, bautizada en la iglesia católica hace 32 años, (tengo 33) tuve la fortuna de conocer con mi corazón, mi razón y mi voluntad a mi Señor Jesuscristo a los 25 años, y este hecho grandioso le dió todo el sentido a mi vida. Soy realmente una enamorada de mi iglesia ya que gracias a ella (a sus laicos comprometidos que cada vez son más, a sus sacerdotes llenos de virtudes ) conocí del amor inmenso de Jesús, tengo amigos cristianos evangélicos he conocido en mi trabajo personas que también lo son, e incluso la familia de mi esposo lo es también.

Respeto grandemente la obra que Jesús ha hecho en muchas de esas personas, verdaderamente creo que Dios mirará corazones rectos que luchen con integridad por ser evangelios vivos, y no se detendrá a marcar de que lado de la línea están (Dios es unidad no división).

Respeto su página porque creo que todos tenemos derecho a expresar lo que pensamos y por que siempre me gusta estar escuchando las diversas opiniones  de las personas, pero hay una cosa que con todo respeto, noto no solo en usted sino en casi todas las personas que pertenecen al cristianismo evangelico: y es que consideran ser poseedores absolutos de la Verdad, y en realidad somos solo seres humanos, creaturas de Dios (creadas por El), la verdad es Dios y solo la posee El, y a través de El podemos conocer algo de esa verdad y vivirla en nuestra vida, “La verdad os hará libres” porque Dios es quien nos hace libres, no una congregación (ninguna).

Sé que en mi iglesia como en la suya hay muchos errores (los hay en todo tipo de congregación donde existan seres humanos) muchos laicos como yo e incluso muchos sacerdotes somos bien concientes de esos errores pero somos fieles a nuestra iglesia porque en ella hemos encontrado riquezas que no hemos encontrado en ninguna otra iglesia, sabemos que existen sacerdotes pederastas y oramos por ellos, pero nos colma de felicidad ver las obras de miles de sacerdotes que desde el anonimato hacen obras de Dios que cualquier alma solo con verlas se regocija de ver el amor infinito de Cristo porque son un testimonio inmenso de su evangelio, lo que pasa es que para esos sacerdotes los medios de comunicación no destinan 5 minutos  porque son noticia que no “vende”.

Sabemos que aún hay ignorancia en la iglesia, que aún muchos laicos no conocen las escrituras, pero estamos trabajando para que cada día sean mas los católicos conocedores de la buena nueva. Y especialmente que vivan el evangelio de Cristo, Sabemos que existen muchos que confunden en sus actos devoción con adoración, pero la gran mayoría ya a comprendido que la bienaventurada Maria es intercesora, que ella por si sola no puede hacer milagros pero si por medio de ella podemos obtener milagros que vienen de Dios.

Así como lo expresó Martín Lucero: Ella no quiere que acudas a ella, sino a Dios por medio de ella».

Podría pasar aquí la noche entera (y de buen gusto lo haría) citando cada cosa por la cual los católicos, somos atacados, no pretendo conflictos pero si exhortarlo no solo a usted sino a muchos a que vivan su fé con la alegría y el amor que generan en el corazón conocer a Jesús, a que evangelicen desde su experiencia de fé, desde las obras de Dios en sus vidas y no desde la paja en el ojo ajeno, porque señor Sapia la viga en propio pude ser muy grande, (se lo digo con el amor de Dios, que me enseñó que ustedes y nosotros somos hermanos en El).

Por último, El Papa Juan Pablo II nos ha exhortado diciendo que todos los cristianos estamos llamados a tener un encuentro con un Jesús vivo y resucitado, hago esta exhortación extensiva a usted y a todos los suyos para que al recibir por heredad la resurrección de la que El Señor Jesús nos ha hecho partícipes podamos gozar como hermanos en Cristo que somos todos los cristianos; tanto evangélicos como católicos,

De lo único que le da sentido a ésta vida resucitar a la vida eterna en adoración a aquel que es el alfa y el omega.

Sr. Sapia la Virgen María le ama abundantemente.

Un sincero saludo en Jesús. 

Adriana V. C.


 

De: "Conoceréis la Verdad" <[email protected]>

Para: "Adriana V.C." <Adxx[email protected]hotmail.com>

Asunto: Re: católica envía su comentario

Fecha: miércoles, 26 de enero de 2005 00:49

Estimada Adriana, paz de Dios en su vida.

Muchas gracias por escribirme. Espero que sus cosas estén bien, bajo las bendiciones del Señor. También le agradezco que haya compartido conmigo su testimonio y comentarios, contándome cosas de usted. En este sentido, permítame ofrecerle los míos con respecto a alguna de sus afirmaciones, siempre en espíritu cordial, anhelando que el intercambio sea fructífero en bendición y edificación espiritual en Cristo (Consigno primeramente, como referencia, las palabras que originan mi comentario).

1. Respeto grandemente la obra que Jesús ha hecho en muchas de esas personas, verdaderamente creo que Dios mirará corazones rectos que luchen con integridad por ser evangelios vivos, y no se detendrá a marcar de que lado de la línea están (Dios es unidad no división).

Comparto con usted la forma de mirar la obra que el Señor ha comenzado en otras personas. No obstante creo que lo que Dios considerará será corazones “justificados en Cristo”, como base fundamental del veredicto de Su justo Juicio. Y si creo que habrá una clara línea, entre los justificados (hechos justos) y los que no lo son. Por lo demás, permítame completar su frase: Dios es unidad, pero unidad en verdad. Ya lo expresa claramente en la Biblia, en donde nos revela que quiere que “todos los hombres se salven, y vengan al conocimiento de la verdad..” (1 Timoteo 2:4). De allí que sólo la verdad nos hace libres (Juan 8:32). “Dios es unidad no división”, pero cuando pase el actual tiempo de la misericordia, juzgará con justo juicio (Salmos 9:8, 98:9; Hechos 17:31). “Dios es unidad no división”, pero el mismo Cristo afirmó que no venía al mundo a traer paz sino espada (Mateo 10:34) ¿Qué quiso decir el Señor con “no he venido a traer paz sino espada”...? El mismo apóstol San pablo discipulaba a Timoteo, encargándole exhortar y redargüir a quienes estaban “del otro lado de la línea” (2 Timoteo 4:1-5). Unidad sin verdad de Dios es lazo de Satanás... Y si es valioso luchar con integridad por ser “evangelios vivos”, con más razón cumpliendo la misión encargada a la iglesia (cuerpo) de Cristo de ser “columna y baluarte de la verdad” (1 Timoteo 3:15), la cual ya estaba profetizado que sería tergiversada, cambiada, complementada con “otros” evangelios... (Gálatas 1:8-9)

2. Respeto su página porque creo que todos tenemos derecho a expresar lo que pensamos y por que siempre me gusta estar escuchando las diversas opiniones  de las personas, pero hay una cosa que con todo respeto, noto no solo en usted sino en casi todas las personas que pertenecen al cristianismo evangelico: y es que consideran ser poseedores absolutos de la Verdad, y en realidad somos solo seres humanos, creaturas de Dios (creadas por El), la verdad es Dios y solo la posee El, y a través de El podemos conocer algo de esa verdad y vivirla en nuestra vida, “La verdad os hará libres” porque Dios es quien nos hace libres, no una congregación (ninguna).

Coincido 100% con la definición final. Jamás me he pretendido como “el dueño de la verdad”. Yo expongo el Evangelio recibido, conforme a la palabra de Dios. De allí en más cualquiera puede tomar su Biblia y cotejar si lo dicho es verdadero o falso.

Ahora bien, considerarse “infalible”  (CIC #891, #2035) e “intérprete exclusivo” (CIC #85, #88) de la Palabra de Dios es la mejor señal que podemos tener para conocer a quien/quienes SI efectivamente se creen dueños de la verdad, esa que como bien usted dice, no es patrimonio exclusivo de nadie (aunque la Jerarquía católica no piense lo mismo)

3. Sé que en mi iglesia como en la suya hay muchos errores (los hay en todo tipo de congregación donde existan seres humanos) muchos laicos como yo e incluso muchos sacerdotes somos bien concientes de esos errores pero somos fieles a nuestra iglesia porque en ella hemos encontrado riquezas que no hemos encontrado en ninguna otra iglesia, sabemos que existen sacerdotes pederastas y oramos por ellos,

El punto no pasa por señalar “al pecador”, como si de andar tirando piedras contra personas se trate. ¿Quién puede arrojar la primera? Yo seguro que no. También oro por esas pobres personas, y por sus víctimas. La lucha del cristiano no es contra sangre y carne, sino contra principados y potestades, contra huestes de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12). Con lo cual el punto pasa por advertir acerca de falsos evangelios predicados tras maquillajes piadosos, revestidos de religiosidad. Lo importante no es ser fiel a “tal o cual” denominación eclesial (por más fama que tenga). El NÚCLEO radica en ser obedientes a la Palabra de Dios, con todo lo que ello implica. En Lucas 11:27-28 encontramos un oportuno ejemplo, con un Jesús aclarando lo que verdaderamente hace bienaventurada a una persona...

4. pero nos colma de felicidad ver las obras de miles de sacerdotes que desde el anonimato hacen obras de Dios que cualquier alma solo con verlas se regocija de ver el amor infinito de Cristo porque son un testimonio inmenso de su evangelio, lo que pasa es que para esos sacerdotes los medios de comunicación no destinan 5 minutos  porque son noticia que no “vende”.

Tal vez “no vende” porque simplemente es lo que se espera de ellos, conforme a su vocación. Además, si para el Señor trabajan, es lógico que sea desde el anonimato (Mateo 6:3-4). El error está en pensar siquiera la posibilidad de que una actitud (buena) pueda compensar otra (mala), especialmente cuando estas últimas están lejos de ser un par de casos aislados, y mucho menos viendo el encubrimiento que la Institución prolijamente ha venido realizando (ver artículo). Allí está el punto, y no meramente en “el pecado personal de algunos individuos”.

5. Sabemos que aún hay ignorancia en la iglesia, que aún muchos laicos no conocen las escrituras, pero estamos trabajando para que cada día sean mas los católicos conocedores de la buena nueva. Y especialmente que vivan el evangelio de Cristo,

¿Qué es la “Buena Nueva”? ¿Cuál es el Evangelio (Buena Noticia) en Cristo que deben vivir? “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo..” (Hechos 16:31) “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquél que en Él cree no se pierda, más tenga vida eterna..” (Juan 3:16) “Porque por gracia sois salvos, por medio de la fe... no por obras, para que nadie se gloríe..” (Efesios 2:8-9) ¿Es esta la Buena Nueva en Cristo por la cual trabajan? Escrito está: “El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.” (Lucas 11:23). Se que es duro, pero es Palabra de Dios.

6. Sabemos que existen muchos que confunden en sus actos devoción con adoración, pero la gran mayoría ya a comprendido que la bienaventurada Maria es intercesora, que ella por si sola no puede hacer milagros pero si por medio de ella podemos obtener milagros que vienen de Dios.

Si la gran mayoría ha comprendido que “María es intercesora”, entonces están en un grave error, conforme a lo revelado en las Escrituras. Ella por si sola ni puede hacer milagros, ni podría conocer las peticiones de millones de personas alrededor del mundo al mismo tiempo en muchos idiomas diferentes. Por más prerrogativas que se le quieran otorgar, ella fue una criatura de Dios, careciendo por ende del don divino de omnisciencia y omnipresencia. Nuestra fe en anhelos espirituales sobrenaturales debe estar basadas en la Misericordia de Dios Padre, en el nombre de Cristo y por medio del Espíritu Santo. Esto es lo que enseña la Biblia. Cualquier otra creencia es ajena a la Voluntad de Dios. Depositar esos anhelos espirituales sobrenaturales en algo o alguien diferente a Dios mismo es idolatría.

7. Así como lo expresó Martín Lucero: Ella no quiere que acudas a ella, sino a Dios por medio de ella».

La frase es hasta ilógica, pues en definitiva se terminaría igualmente acudiendo a ella. Con lo cual la confianza no se deposita primariamente en la Misericordia de Dios, sino en las “virtudes intercesoras de una criatura”. Aplica de lleno lo mencionado en el punto 6. 

Además, Martín Lucero era libre de decir lo que deseara, dichos que también serán tamizados con la Palabra de Dios. Lo importante y definitorio no es lo que dijo Lucero, sino Jesús: -“Venid a mi...” (Mateo 11:28) 

8. Podría pasar aquí la noche entera (y de buen gusto lo haría) citando cada cosa por la cual los católicos, somos atacados,..

Yo le podría citar las mías, y necesitaríamos más de una noche... Pero no creo que haya fruto en meramente citar temas de ataques. Algún fruto podría obtenerse, por ejemplo, exponiendo argumentos apologéticos que demuestren la falsedad e inconsistencia de los ataques...

9. no pretendo conflictos pero si exhortarlo no solo a usted sino a muchos a que vivan su fé con la alegría y el amor que generan en el corazón conocer a Jesús, a que evangelicen desde su experiencia de fé, desde las obras de Dios en sus vidas y no desde la paja en el ojo ajeno,

Agradezco su exhortación, la cual recibo en buen espíritu. Lo que me dice es justamente lo que entiendo que hago: vivo mi fe con profunda paz y alegría por lo que Cristo ha hecho en mi vida, con amor hacia mi prójimo y hermanos que siguen caminos de perdición por obediencia a falsos evangelios, y lo hago desde mi propia experiencia de fe, basado en los 32 años que he vivido como Católico Romano y los 13 que llevo hecho libre por la sangre de Cristo. Mi anhelo no es señalar “pajas en otros ojos” sino falsos evangelios predicados. Son cosas diferentes.

10. Por último, El Papa Juan Pablo II nos ha exhortado diciendo que todos los cristianos estamos llamados a tener un encuentro con un Jesús vivo y resucitado

¡Alabado sea el Señor!, si justamente de eso se trata.

Ahora bien.. ¿qué cosa es “ser Cristiano”? ¿Cómo podría uno ser Cristiano si ANTES no tuvo un encuentro con Jesús vivo y resucitado? 

Además, si el “Vicario” (sustituto o reemplazante [1] ) de Cristo llama a tener “un encuentro  con Cristo vivo” (el sustituido), pues, uno de los dos sobra. Porque si puedo tener un encuentro con “el original” ¿para que necesito a su (supuesto) Vicario...?

[1] (Del lat. vicarĭus). 1. adj. Que tiene las veces, poder y facultades de otra persona o la sustituye. U. t. c. s (Diccionario de la Real Academia. www.rae.es)

11. hago esta exhortación extensiva a usted y a todos los suyos para que al recibir por heredad la resurrección de la que El Señor Jesús nos ha hecho partícipes podamos gozar como hermanos en Cristo que somos todos los cristianos; tanto evangélicos como católicos,..

Sr. Sapia la Virgen María le ama abundantemente.

Se avecinan tiempos difíciles. Es imperioso volver cuanto antes a la verdad bíblica, dejando de lado suposiciones, preconceptos, tradiciones y mandamientos de hombres. El apóstol Pedro sabiamente manifestó: -“¿Señor, a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna”. Mi esperanza, mi corazón y mi vida están puestos en mi Señor y Salvador Jesucristo. En Él estoy completo, no necesitando experimentar caminos que la Biblia ignora.

Como está escrito:

“¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.” (Lucas 6:46-49)

Estimada Adriana, considero que usted es una persona capacitada, con conocimientos y discernimiento propio. Confío en que lo compartido será útil a la hora de una pausada reflexión, en lugar de ser prontamente desechado, simplemente por ir en contra de personales creencias (como hacen aquellos que por alguna razón no desean siquiera analizar algo contrario a su fe). Mi intención no es sacarla de ningún lado ni que renuncie a nada, ni mucho menos que ocupe una silla en mi congregación, la cual NI SIQUIERA MENCIONÉ. Mi anhelo es poder compartirle de gracia, en amor cristiano, lo que de gracia he recibido, para su bendición. El resto sucederá sólo, si es que debe suceder. Por lo demás, sea su decisión la que sea, en nada influirá a mi vida espiritual. Lo que le he compartido, hasta estas horas de la noche (mi esposa e hijos duermen hace rato), lo he hecho simplemente para hacer el bien, predicando a Cristo, único nombre dado a los hombres mediante el cual pueden ser salvos (Hechos 4:12).

Adriana, si considera que en algo puedo serle de utilidad, no dude en escribirme. Quedo a sus fraternales órdenes.

Reciba un cordial saludo desde Buenos Aires.
Dios le bendiga y le guarde en todos sus caminos.
En el amor de Cristo, a quien amo y sirvo.

Daniel Sapia
webmaster

ÍNDICE "Nos Escriben..."

Daniel Sapia - "Conoceréis la Verdad"

Apologética Cristiana - ® desde Junio 2000

www.conocereislaverdad.org